Techos


En las últimas décadas, la decoración de interiores se ha convertido en una tendencia de la que nadie puede escapar. Los acabados deben cumplir con requisitos de orginalidad y practicidad y, por eso, el techo de aluminio es una de las soluciones mejor acogidas para baño y cocina. 

Gracias a las características del material, proporcionan una gran calidad en el acabado y, además, se muestra resistente ante la humedad y las sustancias grasas, propias de los dos espacios. Además, los techos de aluminio permiten instalar el tipo de iluminación deseado. 

Su acabado siempre impecable permite tapar los desperfectos de los techos de obra pintados que, en ocasiones, se ven afectados a consecuencia de la humedad de los pisos superiores. 

 
vehicle-speedometer_Mesa de trabajo 1.png

Rápida instalación

En pocas horas, un equipo de montadores puede terminar de forma impecable la instalación del techo de aluminio. 

wrench_Mesa de trabajo 1.png

Sin obras

No requiere cambios que ocasionen molestias y, además, no es necesario instalarlo durante la reforma del espacio. 

cleaning_Mesa de trabajo 1.png

Fácil limpieza

Para su mantenimiento, solamente es necesario limpiarlo periódicamente con un trapo con un jabón neutro. 

piggy-bank_Mesa de trabajo 1.png

Económico

Se trata de una solución más económica que la instalación de un falso techo dado que no requiere de obras. 

thumb-up_Mesa de trabajo 1.png

Desmontable

Las lamas de los techos de aluminio se pueden desmontar fácilmente gracias a su sistema de ensamblaje.  

shuffle_Mesa de trabajo 1.png

Acabados

El aluminio permite acabados de simulación madera, metalizados y distintos colores para que todo quede en harmonía.