Mosquiteras


Nos gusta respirar aire fresco y mantener ventilada nuestra casa, pero eso no quiere decir que debamos abrir las puertas de nuestro hogar a insectos y polvo del exterior. Para conseguir disfrutar del ambiente que nos gusta en casa, disponemos de distintos tipos de mosquiteras que evitarán la entrada de los agentes externos mencionados y, a la vez, nos permitirán disfrutar del aire del exterior. 

 
 

Enrrollable vertical

Recomendable para todo tipo de ventanas. La mosquitera queda recogida en el cajón superior, siendo prácticamente invisible. 

Enrrollable lateral

Solución para ventanas altas, cuando es prácticamente imposible llegar a su cabezal para practicar la opción vertical.

Plisada

Es ideal para ventanales grandes. Es práctica en su uso y, además, queda plegada en sus laterales cuando es innecesaria. 

Fija

Una buena opción para aquellas ventanas que se mantienen abiertas habitualmente y que no tienen paso de personas. 

Corredera

Tiene el mismo uso y es igual de práctica que una ventana corredera, disponiendo de dos o más hojas. 

Corredera hoja simple

Permite mantener protegida una de las hojas correderas de una ventana y puede moverse para facilitar acceso a espacios exteriores. 

Puerta

Es la opción ideal para puertas que suelen quedarse abiertas como, por ejemplo, las del jardín o las de los trasteros de casas exteriores.