Cristales


Los cristales son parte esencial de las ventanas y, también, pueden utilizarse como elementos decorativos en escaleras y barandas. Por eso, invertir en vidrios con las máximas exigencias térmicas, acústicas y de protección es esencial para disfrutar de la calidad y la belleza de la transparencia de este material. 

 
Cristales_Mesa de trabajo 1 copia 2.png

Vidrios de seguridad

Son ideales para acristalamientos en general que exigen seguridad. Por ejemplo, los lugares de acceso y concurridos en los que hay choques térmicos. 

Estos cristales son más fuertes y duros y se rompen en pequeños trozos de cantos redondeados. Permiten acabados muy distintos entre los que destacan los agujeros o los encajes. También pueden denominarse templados, termoendurecidos, esmaltados y laminados en función de los matices técnicos de cada uno de ellos.

Aislamiento térmico de baja emisividad

Se trata de un vidrio con un tratamiento que le confiere unas características aislantes especiales. En este caso, evita la pérdida de energía calorífica o frigorífica que se crea dentro de recintos cerrados. Como en cualquier espacio en el que se prima la eficiencia energética, es un vidrio recomendable. 

Protección solar

Premiamos la luz natural en todos los espacios. Existen dos tipos distintos, los de masa de color y los reflectantes, con pequeños matices en sus características técnicas. 

Optimizan el ahorro energético ya que no permiten el paso de más del 39% del calor radiado y eliminan en un 53% la luz ultravioleta que estropea los muebles. Son recomenables para cerramientos en los que es necesario un control solar o es busca una herramienta de protección para, por ejemplo, el mobiliario. 

 

Aislamiento térmico y protección solar

Para conseguir ambas prestaciones, se utilizan vidrios de capa selectiva. Son opciones ideales para instalaciones residenciales, comerciales o industriales que requieran combinar las propiedades de los cristales aislantes térmicos y, además, proteger del sol el espacio interior.

Aislamiento acústico

Combinan la seguridad y el confort que se requiere en cerramientos exteriores e interiores. Se caracterizan por su durabilidad y la capacidad de aislar acústicamente los espacios. 

Para aumentar sus características técnicas, es posible juntarlo con vidrios aislantes. Así, conseguimos más prestaciones para garantizar el confort de los espacios y, por otra parte,  Es ideal para espacios como, por ejemplo, estudios de música, salas de fiesta o viviendas expuestas al ruido. 

Protección total

Se trata de una evolución del cristal que combina satisfactoriamente las exigencias en seguridad, aislamiento acústico y térmico y protección solar con el máximo nivel de confort y transparencia. 

Cristales_Mesa de trabajo 1 copia 3.png

Aislamiento térmico

Para los espacios en los que se necesita maximizar la eficiencia energética conservando el calor y el frío del interior, son recomendables los vidrios básicos o con gas. 

Se trata de vidrios con una cámara sellada herméticamente que nos permiten garantizar la mínima pérdida de temperatura. Se suelen utilizar en viviendas y locales comerciales en los que se confiere mucha importancia a la eficiencia energética.