Pérgolas


El espacio exterior que forma parte de nuestra vivienda es un lujo, sobre todo gracias al clima Mediterráneo. Para poder disfrutar de nuestros jardines y terrazas, no obstante, necesitamos pérgolas que nos cobijen durante las horas en las que la incidencia del sol es mayor y que añadan valor a los espacios exteriores de nuestra vivienda. Existen muchos materiales para poder disfrutar de la sombra, pero el aluminio nos ofrece unas ventajas muy concretas. 

 
IMG_1531.JPG
 
scales_Mesa de trabajo 1.png

Ligero pero resistente

El aluminio es un material mucho más ligero que cualquier otro metal e, incluso, que algunas maderas. Además, sus características técnicas le confieren una resistencia mayor.

aluminum_Mesa de trabajo 1.png

Inoxidable

Para las viviendas o locales que se encuentran cerca de zonas húmedas como la costa, es el material más recomendable por su durabilidad en situaciones de posible oxidación. 

sketch_Mesa de trabajo 1.png

Para todos los gustos

Una de las características de los cerramientos de aluminio es, precisamente, la posibilidad de elegir distintos acabados y, además, de una amplia gama cromática. 

002 Design-01.png

Modificable

Pocas cosas son para toda la vida. Si queremos ampliar o cambiar la superficie de la pérgola, en caso de ser de aluminio será sencillo, rápido y económico.